domingo, 13 de junio de 2010

Sones tristes para aliviar tu llanto...

La tarde del Martes Santo cae sobre Jerez, un paso de palio con una cuadrilla potente y solida, de gente buena, de gente que se aprecia, de gente que sabe a lo que va; se pone en la calle...
Ella, Esperanza Inmaculada, dolorosa de hermosa tez y piel brillante, pisa la avenida...el bulevar...y para calmar su llanto, suena el eco ronco que Ricardo Dorado escribiera...Mater Mea...


No hay comentarios:

Publicar un comentario